Sofía, una reina que se crece en la adversidad

La madre del Rey cumple 80 años mientras disfruta de una gran popularidad tras el ‘caso Corinna’ y el incidente de Palma

La máxima de “quien resiste gana” se hace realidad en Sofía de Grecia. Durante una gran parte de los 80 años, que el próximo viernes cumple la reina emérita, ha sido lo que ha hecho: aguantar envites personales que la vida le ha dado y anteponer su obligación a cualquier otra opción. Con el tiempo esa actitud le ha hecho ganar enteros y acercar su figura. La aparición de Corinna Larsen supuso un punto de inflexión. Que el matrimonio de los reyes estaba roto era un secreto a voces desde hacía tiempo, pero poner rostro a la mujer que en ese momento acompañaba a don Juan Carlos le hizo granjearse el favor popular a doña Sofía. Desde ese momento, los índices de aprobación de la reina emérita, que la Casa del Rey mide regularmente, se dispararon mientras que los de su esposo se desplomaron. Algo parecido ha ocurrido cuando se filtraron las grabaciones del comisario Villarejo en las que se oye a Corinna hablar del rey emérito y de sus negocios.

La existencia de Corinna no era desconocida por doña Sofía, pero una cosa fue manejar el asunto en privado y otra que se convirtiera en noticia de primera página. Ante el revuelo general, la reina emérita una vez más optó por actuar como una profesional y seguir adelante por el bien de su hijo.

Algo parecido ocurrió el pasado mes de abril en Palma de Mallorca, cuando tras la misa de Pascua hubo un gesto feo de la reina Letizia y la princesa Leonor a la petición de doña Sofía de hacerse una foto. La madre de Felipe VI no perdió la sonrisa pese a la tensión del momento y, días más tarde, participó en varias puestas en escena programadas para intentar desmontar la idea de fricciones entre suegra y nuera. De nuevo la reina emérita contó con el favor popular por lo sucedido. Pero esta aceptación sobre su figura no siempre ha existido.

 

Durante años se miró con recelo a doña Sofia por ser extranjera y hablar regular español. Nació en Grecia, pero lo cierto es que lleva más de medio siglo en España y aunque conserva el acento y le gusta hablar en inglés con su familia ha antepuesto su condición de reina y las obligaciones que conlleva el cargo a sus sentimientos. En estos momentos de su vida y conforme se acerca su aniversario las muestras de reconocimiento aumentan.

El pasado miércoles en el Teatro Real de Madrid la madre de Felipe VI presidió los Premios BMW de Pintura. Poco antes de que terminara el concierto, la actriz Ángela Molina, que ejercía de maestra de ceremonia, salió al escenario para agradecer a la reina la labor que lleva haciendo desde hace más de 40 años por la cultura y aprovechó para felicitarla por su 80 cumpleaños. El teatro se puso en pie para aplaudirla. Luego, entre bambalinas, mostró su sorpresa por lo sucedido y aseguró no saber nada de lo que su familia preparaba para el día de su cumpleaños.

Don Juan Carlos celebró en familia su 80 cumpleaños en enero y doña Sofía hará lo mismo el próximo 2 de noviembre. Sus parientes más cercanos y algunos íntimos se reunirán para un almuerzo familiar. A esa cita está convocada su hija Cristina que no acudió al festejo de su padre porque en La Zarzuela no era bien recibido su marido. Con Iñaki Urdangarin en la cárcel de Brieva, la presencia de la hija menor de los reyes eméritos es más fácil. De hecho, ha trascendido que la infanta y sus hijos viajan con regularidad a Madrid camino del centro penitenciario en que se encuentra Urdangarin y hacen parada en La Zarzuela. Esta misma semana se ha podido ver a Elena de Borbón y a su hija Victoria Marichalar en un teatro de la capital acompañadas de Cristina de Borbón y sus dos hijos menores.

Doña Sofía solo ha estado en entredicho en los últimos tiempos por su postura sobre los Urdangarin. Unas fotos de la Reina visitando a su hija y a su familia en Washington fueron interpretadas como un apoyo a su yerno en plena investigación del caso Nóos. La presencia de la Reina fue muy criticada y de nada sirvió que ella advirtiera que además de soberana era madre y abuela. Pero lo cierto es que con el tiempo cada vez ha sido más cauta en este asunto todo ello para mantener el cordón de protección establecido alrededor del Rey de España.

Y mientras la popularidad de doña Sofía gana enteros, la de don Juan Carlos sigue en el punto de mira. Desde hace muchos meses su nombre no aparece en la agenda oficial del palacio de La Zarzuela. Solo se le ve en Sanxenxo practicando la vela con su fiel Pedro Campos y a veces su hija Elena. Pese a las diferencias, el rey emérito acompañará a su esposa a un concierto en su honor el día de cumpleaños. Antes habrá comida familiar. La duda es si la infanta Cristina posará junto a su hermano el Rey.

Fuente:El País

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro