Uso indiscriminado de antimicrobianos: LA VUELTA AL SIGLO XIX

Coordinadora de Servicio Infectología HGPS. Presidenta de laSociedad Dominicana de Infectología
Con el descubrimiento de nuevos fármacos, la medicina ha hecho avances en trasplantes, cáncer, enfermedades inmunes, permitiendo mejoría en la calidad y tiempo de vida de las personas. Este hecho se debe, en gran medida, al uso de distintos antimicrobianos o antibióticos que se prescriben para el tratamiento de ciertas enfermedades.
Pero la gran amenaza de nuestro tiempo en materia de salud no es solo el cigarrillo, el sedentarismo o la obesidad, como a veces creemos. La falta de nuevos antibióticos, así como su uso indiscriminado, nos está enfrentando con situaciones extremas de salud, en las que hay infecciones no controlables debido a la resistencia de los microorganismos a los tratamientos. Esto está generando un impacto enorme no solo en lo económico, debido a que se traduce en un aumento del costo de la atención en salud por largas estancia intra hospitalaria, sino que muchas veces lleva al paciente hasta la muerte en situaciones en las que esto no debería ocurrir.
Digámoslo de manera directa: sin antibióticos que funcionen en la medicina, volvemos al siglo XIX. Si los antibióticos fallan, la medicina moderna no es posible: no se pueden hacer trasplantes, no es posible la quimioterapia contra el cáncer, no podemos hacer cirugías complejas, no podemos salvar muchas vidas. Y tristemente, parecemos insensibles a ello.
Algunos datos. ¿Por qué resulta tan difícil hablar sobre el uso inapropiado de los antibióticos? Porque  es un problema multifactorial en el que todos somos responsables. Por un lado, se estima que, a nivel mundial, el 50 % de las prescripciones médicas de antibióticos es inapropiado y por otro lado, factores como la venta libre, el uso de antibióticos en la agricultura y el ganado, en el tratamiento del agua residual o el desecho inapropiado de los antibióticos son algunas de las causas que agravan el problema.
El Center of Disease Control and Prevention (CDC) estima que en los Estados Unidos, cada año, al menos dos millones de personas se infectan con bacterias que son resistentes a los antibióticos y al menos 23 000 personas mueren como resultado directo de estas infecciones.
A la vez, el European Center for Disease Prevention and Control (ECDC, que es básicamente el equivalente al CDC para la Unión Europea) reporta 33 000 casos de muerte por año en Europa.
Según el Foro Económico Mundial, en la actualidad la resistencia antimicrobiana cobra 700 000 casos de muerte por año, y según la proyección al año 2050, la falta de antibióticos representará la causa número uno de muerte en el mundo.
Se estima que más de 10 millones de personas por año se verán afectadas, por encima del cáncer, con 8.2 millones al año; la diabetes, con 1.5 millones; enfermedad diarreica, 1.4 millones; los accidentes de tránsito, 1.2 millones; el sarampión, 130 000 casos; cólera, de 100 a 120 000 personas y tétanos, 60 000 casos por año.
Es tal la magnitud del problema que la Organización de Naciones Unidas lo considera hasta un tema de seguridad global.
Reconociendo no tener suficientes armamentos para luchar contra las enfermedades infecciosas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el CDC y el ECDC han publicado  estrategias para combatir la emergencia y diseminación de la resistencia antimicrobiana en los programas denominados “WHO Global Strategy for Containment of Antimicrobial Resistance”, Antibiotic Resistance Threats in the United States” y “Antimicrobial Resistance”, respectivamente.

Fuente:Hoy Digital

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro