Se marcha el año 2020, sin pena y sin gloria

Por: Jesús -Belén- de la Cruz

Director

Este año 2020 que se marcha, sin pena y sin gloria, posiblemente nos deje más preguntas que respuestas; como por ejemplo: por qué se perdieron tantas vidas? Hubo manos criminales en esta pandemia? Fue realmente el murciélago de Wuhan el origen del Coronavirus? O, se trata de una guerra bacteriológica entre las superpotencias del mundo?

Pero tal vez la pregunta más escalofriante es, si detrás de todo esto está la puesta en práctica de la tesis malthusiana, la cual sostiene que “mientras el crecimiento de la población en el mundo se da en forma geométrica, la producción de alimentos aumenta en progresión aritmética”.

El científico, sacerdote y economista inglés Thomas Robert Malthus (1766-1834) planteaba la reducción de gran parte de la población mundial como alternativa para acabar con el hambre y la miseria humana.
Malthus fue miembro distinguido de la Royal Society desde 1819 y popularizó la “teoría de la renta económica”, se hizo célebre por su publicación anónima en 1798 del libro “Ensayo sobre el principio de la población”.

En el Horóscopo Chino el 2020 es llamado como el año de la rata. Algunos instagramers y YouTubers definen este año como el más violento de todos los tiempos. Dejando una estela de crisis económica y política, incendios forestales, una explosión en Beirut que sacudió hasta los mares, derribó el precio del petróleo desde América hasta Arabia.

Este año se llevó de por medio a figuras tan emblemáticas como Kobe Bryant, ex gobernantes, artistas, ministros y personas que aunque no tenían nombres sonoros, dejaron vacíos importantes entre sus seres queridos.

Antes del Covid 19 la palabra positivo solo la usábamos para las pruebas de embarazo y ahora se ha convertido en un símbolo de la desgracia. El año 2020 se llevó consigo desde grandes lideres hasta los abuelitos inofensivos; arrasó con millones de empleos, conciertos, bodas y convites familiares. Ahora, en nuestras fiestas de fin de año sobran sillas para las cenas, sumando a esto las lágrimas de sentimientos por haber perdido a buenos amigos y familiares.

Para nadie es un secreto que el Coronavirus vino al mundo para alterar el tradicional ritmo de vida de las personas. Conscientes de que esta pandemia representa una terrible realidad, es preciso el momento para sacar esa oportuna carta de optimismo que todos tenemos debajo de nuestras mangas en el juego de la vida, porque a pesar de todo, la historia continúa.

Para muchos, la pregunta obligada es: ¿cómo será el 2021? Otras interrogantes están en sí será efectiva la vacuna anunciada, si seguiremos usando las mascarillas y sí podremos volver a darnos esos fuertes abrazos que tanto gustan entre compañeros de labores, amigos y familiares.

Lo cierto es que el panorama resulta un tanto complejo para la humanidad en este año por venir. Nada está asegurado, ni siquiera si la ola de contagio llegó a su fin, o si por el contrario, tendremos nuevas cadenas de rebrotes, tal como ha sucedido en Europa con su segunda ola, Estados Unidos, con su tercera y Hong Kong que alcanzó una cuarta temporada.

Resulta alarmante saber que hace algo más de una semana, Reino Unido detectó una nueva mutación del coronavirus que se transmitía de forma muy rápida aunque aún no se ha confirmado si tiene una gravedad mayor que el virus original.

Si bien es cierto que esta pandemia dejará imágenes dolorosas y permanentes entre nosotros; no menos cierto es que la confianza personal y la economía mundial se habrán de recuperar para bien de todos.

Siempre se ha dicho que de las peores crisis nacen las mejores iniciativas, razón por la cual auguramos que esta vez no será la excepción de la regla. Nos vamos a recuperar y pronto volveremos a ser lo que antes éramos. La felicidad colectiva y los abrazos solidarios renacerán de nuevo.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para el 2021 el PIB mundial aumentará alrededor de 4,2% y otro 3,7% para el 2022. Estas proyecciones estarán avaladas por el lanzamiento de la vacuna contra el Covid-19 y por la puesta en práctica de políticas fiscales y monetarias, proceso que estará liderado por China, país que prevé un crecimiento de un 8% para el próximo año.

Partiendo de los augurios de Bill Gates, cofundador de Microsoft, con la aplicación de 3 variables básicas, el mundo pronto volverá a su normalidad. En un extenso ensayo el magnate afirma que: 1) Aplicación de muchas vacunas eficientes, 2) Cooperación de toda la industria farmacéutica y la cadena logística en la distribución de dosis y 3) El desarrollo de pruebas menos invasivas y más fáciles de fabricar, serán las claves para salir de la actual crisis sanitaria.

Este año 2020 pasará a la historia como uno de los más terribles del presente siglo, la humanidad espera que el próximo 2021 nos depare mejores condiciones de vida y que la actual pandemia quede registrada como tema del pasado. Pocos extrañaremos el año que muchos han deseado que se vaya ya.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro