La Peste Porcina Africana y la ausencia de técnicos calificados

Por: Jesús -Belén- de la Cruz

Director

Entre medias verdades y contradicciones desalentadoras de las autoridades de salud animal, el país ha sido sorprendido una vez más por la Peste Porcina Africana (PPA) pero ahora, desgraciadamente, con la ausencia de técnicos y especialistas capacitados para enfrentar y detener esa feroz enfermedad que ya ha ocasionado grandes daños a la economía nacional.

Es de conocimiento público que más de 300 técnicos especialistas en el área sanitaria fueron cancelados de sus respectivas posiciones y sustituidos por una nómina de personas sin la preparación necesaria para actuar ante la actual crisis provocada por este virus que ataca las piaras de gran consumo en la canasta familiar.

Está claro que los cambios de personal y desvinculaciones en la administración pública es una usanza habitual cada vez que se produce un cambio de Gobierno. Esto es parte de la cultura clientelista de los partidos y todos lo practican.

También es importante tener en cuenta que para garantizar la efectiva continuidad del Estado existen puestos técnicos que ameritan ser removidos con suficiente tacto para no caer en un limbo institucional como el que al parecer se nos presenta en este momento.

Según expertos en la materia, 347 técnicos responsables de vigilar y proteger la sanidad agropecuaria en puertos, aeropuertos y puntos fronterizos fueron cancelados de sus respectivos cargos, situación que ha sido considerada como la causa probable para que la peste haya entrado al país sin ser detectada a tiempo.

Sobre este particular, el presidente del Colegio Dominicano de Médicos Veterinarios, Dr. Sigfredo Frías, responsabilizó al ministro de Agricultura, Limbert Cruz, de la difícil situación por la que atraviesa la sociedad dominicana en estos momentos.

Es muy probable que la presencia y rápida propagación de la peste se deba a la falta de seguimiento a los programas sanitarios, a la poca inversión y al descuido con la bioseguridad en el sector. Todo esto es el producto del bajo presupuesto asignado por la institución a la agropecuaria nacional.

Hasta el momento, según las autoridades de salud, ya suman 15 las demarcaciones afectadas por la Peste Porcina Africana. Entre ellas están: Sánchez Ramírez, La Vega, Santiago, Hermanas Mirabal, Montecristi, Dajabón, Santiago Rodríguez, San Juan, el Distrito Nacional, Duarte, Elías Piña, Espaillat, Monte Plata y San Pedro de Macorís.

Un punto crítico que debe ser tomado en cuenta para evitar la propagación del virus es la zona fronteriza, donde se deben adoptar las medidas que manda el protocolo para evitar que los cerdos sean traídos o llevados hacia Haití, ya que este es nuestro socio comercial más cercano y que bien pudiera ser la vía a través de la cual la peste llegara al país.

En este descalabro económico nacional, el ministro de Agricultura, Limbert Cruz, anunció que el Gobierno va a remunerar económicamente a los criadores con pérdidas comprobadas; pero no se ha dicho de dónde saldrán esos fondos, con los cuales no cuenta ese ministerio en estos momentos, así como, bajo cuáles criterios se procederá a auditar la emisión de los recursos a favor de los criadores.

La Peste Porcina Africana fue detectada por primera vez en el continente europeo, en el año 1957, haciendo presencia en Portugalel y luego se trasladó a España en 1960, dejando pérdidas cuantiosas en aquellos momentos.

El virus hizo su primera aparición en la República Dominicana entre febrero y marzo de 1978, donde se estima afectó a 1.400.000 cerdos. Época donde el gobierno de Joaquín Balaguer ordenó eliminar todas las granjas porcinas, tantos las industriales como las de traspatio. En aquella oportunidad se denunció que hubo actos de corrupción y manejos clientelares de parte de las autoridades actuantes.

Ante esta terrible situación, cuando aún estamos bajo los efectos del Covid-19 y con la consabida cultura de corrupción administrativa practicada desde las esferas gubernamentales, se recomienda una alerta nacional, así como el acompañamiento de organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) o el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), para garantizar la transparente y la aplicación de los protocolos sanitarios correspondientes.

Desde muchos años atrás la crianza de cerdos era considerada como “la alcancía del pobre”, también significa un gran negocio para ricos productores. Ahora ambos sectores están golpeados por la enfermedad, sobre todo que estamos a cuatro meses de diciembre su época de oro en venta.

Existe una gran preocupación nacional para que se pueda erradicar en corto tiempo esta terrible peste que nos acogota. Por tanto, se requiere un serio y profundo acompañamiento desde el Estado para ir en auxilio de los criadores de cerdos afectados por el virus.

Deja un comentario

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro