Expectativa y momentos de gloria

Por: Jesús -Belén- de la Cruz

Director

En las sociedades, de manera especial en el arte y la política, todos estamos convocados a disfrutar de inenarrables momentos de gloria, los que deben ser aprovechados cuando se presentan, porque cuando pasan, así como la luna de miel entre las parejas de recién casados, jamás vuelven a repetirse en la vida.

Los momentos de gloria o luna de miel en la función pública, es el periodo inicial en el que los funcionarios electos o designados gozan de su mayor capital político, buena aceptación y de grandes expectativas ante la sociedad, lo que difícilmente se pueda extender de forma indefinida.

Este fenómeno político se ha convertido en un hecho aceptado por todos. Cuando una figura política llega a un cargo público tiene el viento de la opinión pública a favor y goza de cierto margen de operación política que les facilita, por lo menos durante algún tiempo, impulsar proyectos, reformas sociales e iniciativas innovadoras. Aquí se podría aplicar la frase, “escobita nueva barre bien”.

De manera natural, al inicio de una gestión pública todos quieren estar al lado del ganador, y los mandos medios de las instituciones siempre tratan de ponerse donde el capitán los vea, demostrando una mayor eficiencia para retener sus posiciones.

De igual forma, quienes llegan a las posiciones administrativas con los “nuevos jefes” vienen con todos los bríos y con las mejores intenciones. La práctica, como madre de la teoría, le permitirá demostrar en el ejercicio de las funciones públicas, quiénes son y qué pueden hacer esos funcionarios en sus respectivos cargos.

Según las expectativas creadas alrededor del funcionario electo, a partir de sus capacidades, este podrá satisfacer o decepcionar a la población electora o grupo de poder que los haya designado en el cargo.

Aquí entra en juego el terrible afán del funcionario por tratar de extender lo más posible el efecto de arrastre o luna de miel que ofrece su llegada a la posición. Pero como una cosa es con guitarra y la otra con violín, una vez empieza la música y el salón está disponible; entonces toca bailar, y, sobre todo, se demanda bailar bien y al compás de la música.

Es bueno precisar que este fenómeno no es exclusivo de la política, también se presenta en el arte, el deporte y en las relaciones de parejas, aunque con características diferentes. Prácticamente nadie se escapa del disfrute de su luna de miel o momentos de gloria, al tiempo que resaltamos que, no todos estamos preparados para él éxito.

En la política, siempre que llega un nuevo funcionario a la administración pública es muy notorio este fenómeno. En el deporte, cuando a una selección llega un nuevo manager o director técnico, en su entrada inicial se desborda el optimismo y las expectativas de cambios.

Lo mismo ocurre en las relaciones de noviazgo o matrimoniales. En ocasiones, resulta que en poco tiempo las luces se apagan, la intensidad se estabiliza y entonces llegan los momentos de las adversidades propias de cada proceso de la vida.

Existen algunos eruditos que hasta le ponen fecha de caducidad a la dulzura de las lunas de miel de las parejas. La encuestadora inglesa OnePoll hizo un sondeo entre dos mil parejas del Reino Unido y determinó que la luna de miel dura más o menos 13 meses con siete días.

Desde su óptica, el artista Pop Andy Warhol decía que, en el futuro, todo el mundo tendría derecho a sus 15 minutos de gloria. En la actualidad, República Dominicana vive un momento donde, con los cambios a nivel del Gobierno Central, el Congreso Nacional, los gobiernos municipales y las Altas Cortes, muchos funcionarios están viviendo sus 15 minutos de gloria. Lo importante sería saber hasta cuando les podría durar el típico dulzor de la miel del poder.

Al decidir estructurar este análisis, debemos precisar que nada tienen en común el liderazgo político y social, con los efímeros momentos de gloria que pueda tener un empresario, un banquero o algún millonario de la sombra que ocupe una posición pública. Como es sabido, debido a la pérdida de valores en la actividad política, muchos de los auténticos líderes provinciales de los distintos partidos políticos y estamentos sociales se han visto desplazados por sectores de gran poder económico, y muchas veces de dudosa procedencia.

La finalidad de este escrito ha sido aportar luz en la comprensión y la definición de lo efímero que resulta ser el certificado oficial de los funcionarios de estación en esta modernidad avanzada. Lo que resulta imposible verlo en tan solo una entrega, por sus diversas formas de manifestarse y por su complejidad social.

Después de la muerte de Joaquín Balaguer, Juan Bosch y Peña Gómez, los liderazgos políticos se han distribuido entre Leonel Fernández, Danilo Medina, Hipólito Mejía y Luis Abinader; sin embargo, desde las parcelas políticas que dirigen estos últimos preceptos, distintos súbditos suyos han surgido de manera ocasional, pero casi nunca logran brillar con luz propia.

El clientelismo, el transfuguismo, la capacidad de financiamiento electoral y el favoritismo de grupos económicos, poderes fácticos y hasta las órdenes implícitas del imperio, han permitido que analfabetas, leguleyos y políticos inexpertos ocupen posiciones de primer orden en el Estado, lo que no significa que tales personajes puedan mantener por mucho tiempo sus circunstánciales momentos de gloria en su accionar político ante determinadas posiciones públicas.

Queremos concluir diciendo que, “el paso del tiempo es inexorable”. En tal sentido, se debe precisar que no hay forma de impedir que el tiempo transcurra: por más que una persona desee eternizar un momento o quiera evitar las consecuencias del avance temporal, no existe posibilidad alguna de lograrlo. Apostamos al tiempo y a los resultados, no a las promesas ni a las inquilinas intenciones políticas.

Deja un comentario

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro