EL SECTOR TURISMO DE LA REPÚBLICA DOMINICANA AVANZA GRACIAS A LA INOCUIDAD ALIMENTARIA

El sector turismo es para la República Dominicana, la principal fuente de ingresos económicos, representando un 8% del Producto Interno Bruto (PIB) e impactando así en la estabilidad macroeconómica del país.

Siendo este sector el de mayor impacto económico, se hace necesario fortalecer las acciones de aseguramiento de la calidad de las instalaciones hoteleras y de las condiciones del país en sentido general.

Acorde con el nivel de riesgo existente, se requiere lograr que los tour operadores, que son quienes fungen como intermediarios entre el potencial visitante y el país a visitar, generen el nivel de confianza a los actores mencionados anteriormente, hecho que se traduciría en un incremento del flujo de visitantes.

Atendiendo a esto, desde hace 15 años el sector turismo en la República Dominicana ha ido alcanzando importantes avances en lo relativo a la inocuidad alimentaria, mejoras verificables a través de los informes de auditorías nacionales e internacionales que evidencian el cumplimiento de parámetros de calidad para estos renglones en las cadenas hoteleras ubicados en los principales polos turísticos del país.

Estos resultados son el fruto de esfuerzos coordinados e implementados en alianza estratégica entre el Gobierno dominicano, el sector privado, las universidades y los tour operadores internacionales.

Dentro de las acciones de mayor relevancia e impacto para el fortalecimiento de la principal actividad económica del país, se encuentra el proceso de capacitación continuada del talento humano del sector hotelero, implementado a través de las universidades y el Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), la inversión en infraestructura y equipamiento, la supervisión y vigilancia de las instituciones del Estado competente, así como la colaboración de los tour operadores y empresas especializadas en materia de seguridad alimentaria.

Con respecto a la vigilancia como principal estrategia para garantizar la calidad del servicio, en el país, todas las instalaciones hoteleras son sometidas periódicamente a rigurosos procesos de auditoría e inspecciones higiénico-sanitarias, las cuales determinan el nivel de cumplimiento de los procesos desarrollados con los estándares de calidad fijados a nivel nacional e internacional, esto, con el fin primordial de prevenir la transmisión de enfermedades por vías de alimentos y bebidas contaminados.

En este proceso es fundamental resaltar la labor del Ministerio de Salud y el Ministerio de Turismo de la República Dominicana, en donde existen equipos de técnicos especializados que se encargan de mantener la vigilancia de los establecimientos hoteleros, evaluando los puntos críticos de control, que incluye calidad del agua, salud de los empleados, compra de los alimentos, recepción de insumos, almacenamiento de productos fríos, almacenamiento seco, área de preparación, áreas de servicio de alimentos, áreas de desecho, entre otros, que son fundamentales para garantizar una estructura y servicio seguro y apto para los turistas.

Aún con los significativos avances en la materia, para la RD continúa siendo un reto con respecto a la inocuidad alimentaria, el establecer legislaciones que ordenen la implementación de sistemas de análisis de peligros en los puntos críticos de control o HACCP por sus siglas en inglés, para el control en todos los establecimientos de producción de alimentos.

En el país se requiere, además, otro ordenamiento jurídico que establezca el cumplimiento de colocar en el menú de cada establecimiento los ingredientes que se utilizan para la elaboración de los platos, haciendo énfasis en los denominados alergenos, así como también la instalación de laboratorios microbiológicos en las zonas norte y este del país, donde puedan realizarse los análisis de la inocuidad del agua y de los alimentos manipulados en los establecimientos de cada región, esto en apoyo al Laboratorio Nacional Dr. Defilló, ubicado en el Distrito Nacional y que atiende todos los requerimientos nacionales.

Representa un punto de mejora, de igual forma, lograr establecer un sistema de vigilancia para los suplidores de alimentos y bebidas en las plantas de distribución y vehículo de transporte, y finalmente, mejorar los sistemas de calidad de los productores agrícolas.

Por: Danny Rincón Melenciano

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro