Duarte, Luperón y la nacionalidad

 

Por general (r) Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna

Al hacer una retrospectiva histórica y analizar el presente político y social nacional, debemos concluir que el patricio Juan Pablo Duarte actuó como un líder visionario cuando reunió a un grupo de jóvenes llamados los trinitarios y tomó sus juramentos para formar la Sociedad Secreta la Trinitaria.

Acto seguido y sin pérdida de tiempo, Duarte decidió luchar sin descanso para garantizar que el 27 de febrero de 1844 se produjera el grito separatista de Haití, provocando con esa acción heroica el nacimiento del Estado-Nación, para, a partir de ese momento comenzar a llamarnos República Dominicana.

A lo largo de nuestra historia republicana, que ya cumplimos 177 años, el 27 de febrero de este mismo año que discurre, hemos visto muchos acontecimientos bélicos entre las dos naciones que ocupamos la misma isla, y todo esto ha sucedido porque los vecinos haitianos nunca han entendido que nosotros los dominicanos tenemos derecho a defender nuestra nacionalidad; por esa razón, durante la primera República tuvimos 12 batallas en el desarrollo de la guerra de la independencia, pero gracias a Dios, como pueblo cristiano que somos, logramos defender nuestra soberanía con valor y patriotismo.

Está a la vista de todos que el pueblo dominicano siempre ha sido solidario con los vecinos de Haití; sin embargo, debemos recordar que nuestros adalides nos dejaron el compromiso de luchar con gallardía en defensa de la nación dominicana.

Es propicia la ocasión para resaltar a viva voz que el Partido Cívico Renovador (PCR) es una organización política Duartiana, Luperoniana y Peñagomista. Razón por la cual, en la preocupante actualidad que vive el país, estamos participando en el diálogo nacional convocado por el presidente de la República, Luis Abinader.

En ese contexto, asistimos el pasado jueves a la presidencia de la República junto a todos los partidos políticos, el sector empresarial y sindical, con la finalidad de iniciar la conversación bajo el esquema de analizar la difícil situación que vive ese país, donde más del 80% de su población está sometida a una hambruna sin límites y sus estructuras institucionales están a la merced de bandas armadas de delincuentes, donde no existe autoridad alguna, porque lamentablemente hace pocos meses fusilaron de forma atroz a su presidente y todavía no conocemos quienes fueron los autores materiales e intelectuales.

El Partido Cívico Renovador le recomienda al presidente de la República, Luis Abinader, que se dirija con carácter de urgencia al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, ya que la Carta de las Naciones Unidas obliga a los estados miembros a solucionar sus conflictos por medios pacíficos a fin de no poner en peligro la paz y la seguridad internacionales.

El Consejo de Seguridad responde a las crisis en todo el mundo según un análisis caso por caso y dispone de una amplia gama de opciones. Cuando debe considerar el establecimiento de nuevas operaciones de paz tomando en cuenta diversos factores.

Esto significa que deben abstenerse de las amenazas o el uso de las fuerzas contra otro Estado y que pueden someter cualquier controversia al Consejo de Seguridad.

Este órgano internacional tiene como responsabilidad primordial el mantenimiento de la paz y la seguridad mundial. Es el órgano con más poder en el sistema de las Naciones Unidas; siendo la Asamblea General el ente principal y donde todos los miembros están representados. Las decisiones del Consejo de Seguridad son mandatarias para todos y a la vez tiene el poder de tomar medidas para hacerla cumplir, siendo el único órgano que puede aprobar el uso de la fuerza.

Analizando las decisiones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, estamento que está conformado por 15 miembros, 5 vitalicios y 10 por elecciones cada dos años, esto nos hace pensar que esos países miembros al parecer no les interesa la solución del conflicto que vive el país de Haití, y esto no puede seguir así, porque las graves consecuencias de aquellas convulsiones las podemos sufrir nosotros los dominicanos.

Hacemos un llamado, con sentido patriótico y nacionalista, para que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas asuma con urgencia, firmeza y responsabilidad la solución de la actual crisis que vive en los actuales momentos nuestro vecino país. Abogamos por una solución pacífica en Haití, donde la paz y la seguridad se imponga en la hermana nación. Mantenemos vigente nuestro alto sentido de solidaridad y asistencia; pero, sobre todo, mantenemos en alto nuestros sentimientos patrióticos y de nación soberana, según nos legaron nuestros héroes patrios.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro