Dificultades presentes frente a la apertura del año escolar 2020-2021

Por: Licda. Rosmery Cleto Tineo

Master Educación de Personas Jóvenes y Adultos

La pandemia del COVID-19 nos sigue enseñando que llegó para cambiar paradigmas en todos los sentidos de la vida laboral en el mundo.

El sistema educativo dominicano no es la excepción, era tiempo de que cambiara en forma y estructura el quehacer educativo.

El MINERD, se ha preocupado y ocupado para el inicio del año escolar 2020-2021 el 2 de noviembre, con un alto costo.
Pero la realidad es, que nos avocamos a iniciar un año escolar, con un sin número de desafíos relevantes, entre ellos, la capacitación de los docentes.

Este punto es sumamente delicado, ya que será la vía para que se concretice el éxito o no del año escolar.

Si bien es cierto que hay docentes con dominio en las tecnologías, es importante significar que un número importante de docentes no tienen las competencias, por lo que le resulta difícil obtener buenos resultados de las capacitaciones llevadas a cabo por el MINERD.

La capacitación es un proceso de vital importancia dentro de cualquier organización, por lo que una correcta planificación es la base del éxito. En este sentido en las capacitaciones a los docentes, no se ha tomado en cuenta los conocimientos de estos o ¿cuál es su nivel en las TIC? Por lo que se percibe todos los docentes los han colocado en el mismo lugar, lo cual no es correcto.

Las tecnologías tienden a ser muy complejas, hay momentos que expertos en el área no encuentran como acceder a algún programa, imagínese un docente que nunca ha tenido un computador en sus manos.

A esto, súmele que, faltando dos semanas y media para el inicio del año escolar, hay maestros que no han entrado al aula virtual, lo que aumenta la preocupación entre estos, cargando con un estrés, aun sin iniciar el curso escolar. Las razones son muchas: la plataforma no le permite entrar, la contraseña se les olvida, entre otras dificultades.

Otro punto delicado es la situación de algunos facilitadores que fueron convocados para capacitar a los docentes, estos solo recibieron una inducción que consistió en tres reuniones por zoom, siendo estas para orientaciones, y no de inducirle correctamente al proceso en sí.

Esto ha traído como consecuencia que algunos facilitadores renuncien, por las dificultades encontradas y no poder darles respuestas.
La rapidez con que se quiere montar el año escolar nos puede traer sabores amargos, los cuales pueden contribuir a perjudicar más el sistema educativo dominicano.

Es evidente que no hay una organización satisfactoria que garantice la calidad en el proceso educativo. Las redes están llenas de comentarios que dan fe de que algo no anda bien. Por lo que afirmamos, empezar un año escolar con la situación descrita no garantiza la calidad educativa.

Por lo que hay que organizar y planificar mejor el ambiente.
No es cuando empecemos, es como empecemos, sugerimos al MINERD que analice el inicio del año escolar para el mes de enero y que tome estos meses hasta diciembre de unas verdaderas capacitaciones magisteriales, donde se haga un diagnóstico de donde se debe partir instructivamente con el docente.

Dichos cambios no pueden ser de la noche a la mañana, es cuestión de actitud, tiempo, paciencia y voluntad; esto toma tiempo.

Comparte este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro