Día 8 de marzo 2021 en época de Covid-19

Por: Jesús -Belén- de la Cruz

Director

Este año 2021, la celebración del Día 8 de marzo se encuentra salpicada por los efectos devastadores del Covid-19, una terrible pandemia que ha puesto a todo el mundo de rodillas. Años atrás, las plazas, parques y avenidas de varios países solían verse repletas de manifestantes femeninas reclamando sus derechos a la igualdad e inclusión; pero hoy vemos esas mujeres líderes en su rol de doctoras, enfermeras, cuidadoras y cocinando alimentos escolares, entre otras ocupaciones, ayudando con la prevención del Covid-19.

Es preciso señalar que el Día 8 de marzo fue institucionalizado por decisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1975, como el Día Internacional de las Mujeres, reconociendo de esta manera que las mujeres, representando la mitad de la población y la madre de la otra mitad, viven con ciertas desventajas y desigualdades, razón por la cual, se amerita diseñar políticas públicas que corrijan esta situación de desigualdad y visible discriminación.

El 8 de marzo es una importante fecha resaltada en el calendario internacional para conmemorar la lucha de las mujeres por alcanzar la igualdad en la sociedad. Se trata de una jornada de reivindicación y lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres, representando además una ocasión para el recuerdo y homenaje a las mujeres que impulsaron estos ideales sociales y políticos, donde muchas ofrendaron sus vidas.

Resulta impresionante ver a las mujeres de todos los continentes, amén de las diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, unirse para celebrar su día, se trata de una tradición de no menos de noventa años de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo, manteniendo también el recuerdo de aquellas mujeres, artífices de la historia, que lucharon en pie por una mayor participación de su género.

Según Hans Kluge, responsable de la OMS para Europa, las mujeres son las que pagan el precio más alto de la pandemia, pues son la mayor parte de los contagiados, desarrollan tres veces más tareas de asistencia respecto a los hombres y ven reducido sus ingresos. “Más de 7 de cada 10 trabajadores sanitarios y de las estructuras de salud globales son mujeres. En Europa el 84% de los enfermeros y el 53% de los médicos son mujeres”.

Kluge señaló que, “en total, las mujeres constituyen el 70% de la fuerza de trabajo sanitaria, pero detentan solo el 25% de los roles senior. Sabemos desde hace tiempo que las emergencias tienen un efecto desproporcionado sobre la salud de las mujeres, y el Covid-19 no es una excepción. Los casos confirmados son más comunes en las féminas y en los jóvenes adultos. El rostro del operador sanitario en primera línea del que hablamos a menudo es principalmente el rostro de una mujer”.

Las declaraciones del experto en salud mundial dan cuenta que “de los 1,3 millones de operadores de salud que fueron infectados por Covid-19, el 68% eran mujeres. En el personal sanitario, las féminas realizan tareas de estatus inferior y tienen una peor retribución. La diferencia de género en el sector de salud es más elevada que en otros sectores, un 25%, y esto es inaceptable para la OMS”.

Partiendo de su experiencia, Kluge, afirma que “con el cierre de las escuelas, son, precisamente, las mujeres las que siguieron la educación a distancia de sus hijos y quienes sufrieron el inevitable aumento de las exigencias de asistencia y deberes domésticos en favor de los niños y ancianos. En muchos casos, por esto, dejaron sus trabajos, sacrificando además su participación en la vida pública.

El Día Internacional de la Mujer es una fecha de reivindicación y de conquista de los enormes esfuerzos que realizan mujeres y niñas en todo el mundo para forjar un futuro más igualitario y, en este momento, recuperarse de la pandemia del Covid-19. Se trata de lograr la participación de las mujeres y la aplicación de decisiones a su favor de forma plena y efectiva en la vida pública, así como la eliminación de la violencia.

Cabe resaltar que la igualdad de género no es agenda de un día, ni de un mes; debe ser un compromiso ineludible de toda la ciudadanía, de los Estados y del mundo. La meta es contribuir con alcanzar un mundo libre de violencia, emprendedor y solidario, avanzar hacia una tierra productiva, corresponsable, conciliadora y justa; en conclusión, se trata de alcanzar una sociedad igualitaria en libertad.

En los foros internacionales se destaca la participación de la mujer en los gobiernos locales, como congresistas, empresarias y en muchos casos como presidentas de sus países. Cada día resulta que más y más mujeres alcanzan la representación de los estamentos de toma de decisiones, accionar que las hace cada día ser más auténticas y conocedoras de sus verdaderas realidades.

Actualmente se observa más que nunca que las mujeres aportan experiencias, perspectivas y habilidades diversas, y que contribuyen de manera indispensable en las decisiones, políticas y leyes que funcionan a favor de la prevención de esta pandemia que azota toda la humanidad. En esta ocasión, le tendemos la mano solidaria a todas las mujeres del mundo y les pedimos no desmayar en su lucha en procura de la igualdad e integración social y política.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro