Datos históricos a los 75 años del nacimiento de la ONU

Por: Jesús -Belén- de la Cruz

Director

Registra la historia que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) oficialmente nació el 24 de octubre de 1945, luego de firmada su Carta y ratificada por China, Francia, la Unión Soviética, el Reino Unido, los Estados Unidos y la mayoría de los demás signatarios. Razón por la cual gran parte del mundo celebra el 75 Aniversario de su creación y se conmemora el Día de las Naciones Unidas.

El Desembarco de Normandía fue la operación militar efectuada por los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial que culminó con la liberación de los territorios de la Europa occidental ocupados por la Alemania nazi.

A tan solo un mes de haber concluido la Segunda Guerra Mundial nació la ONU, como un acuerdo de los países aliados con la finalidad de mantener la paz y la seguridad de los estados miembros, inicialmente fueron 51 naciones.

La procura de un nuevo orden mundial llevó al entonces presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, a acuñar por primera vez el nombre de “Naciones Unidas” el 1 de enero de 1942, en pleno desarrollo de la segunda guerra mundial, fecha en que representantes de 26 naciones firmaron la «Declaración de las Naciones Unidas», donde sus respectivos gobiernos se comprometían a continuar luchando por objetivos comunes.

Tres años más tarde, en 1945, sumaban 50 los países que reunidos en San Francisco anunciaban al mundo la Conferencia de las Naciones Unidas como Organización Internacional, dando a la luz la redacción y presentación de la Carta de las Naciones Unidas, encabezada por los representantes de China, la Unión Soviética, el Reino Unido, y los Estados Unidos.

En 1943, según los propósitos, todas las naciones aliadas se comprometían a lograr la victoria total y, posteriormente, a colaborar en la creación de un mundo que “brinde a sus habitantes la oportunidad de vivir libres del temor y de la necesidad”. Esta definición surgió de la reunión de los ministros de relaciones exteriores de Gran Bretaña, los Estados Unidos y la Unión Soviética.

Diversas reuniones previas se llevaron a cabo en distintos países para definir y concluir en aquel acuerdo de gran alianza internacional. El 30 de octubre de 1943 se celebró en la Declaración de Moscú, firmada por Vyacheslav Molotov, Anthony Eden, Cordell Hull y Foo Ping Shen, este último embajador de China en la Unión Soviética.

Partiendo de la cronología histórica, varias declaraciones previas sirvieron de plataforma para arribar a la carta final. En 1941 se produjo la Declaración del Palacio de St. James, donde empezó a surgir el lema de la paz mundial: “La única base cierta de una paz duradera radica en la cooperación voluntaria de todos los pueblos libres que, en un mundo sin la amenaza de la agresión, puedan disfrutar de seguridad económica y social; nos proponemos trabajar, juntos y con los demás pueblos libres, en la guerra y en la paz, para lograr este fin”.

El 14 de agosto de 1941 los líderes Roosevelt y Churchill emitieron una declaración conjunta destinada a ser conocida en la historia como la Carta del Atlántico. Este documento no era un tratado entre las dos potencias. Tampoco constituía una posición definitiva y oficial de los fines de la paz. Como el mismo documento lo expresa, era una afirmación de “ciertos principios comunes en la política nacional de nuestros países respectivos, en los cuales radican las esperanzas de un mejor porvenir para la humanidad”.

Para el día de año nuevo de 1942 se da a conocer la Declaración de las Naciones Unidas, donde representantes de 26 Estados que lucharon contra las potencias del Eje Roma-Berlín-Tokio manifestaron su apoyo a la Carta del Atlántico mediante su firma de la “Declaración de las Naciones Unidas”. En este trascendental documento, los signatarios se comprometían a poner su máximo empeño en la guerra y a no firmar una paz por separado, prometiendo «emplear todos sus recursos, militares o económicos» en «la lucha por la victoria sobre el hitlerismo».

En los años 1944 y 1945 se realizaron las Conferencia de Dumbarton Oaks y Yalta respectivamente. La Conferencia de Dumbarton Oaks constituyó el primer paso importante que se tomó para llevar a cabo el párrafo 4 de la Declaración de Moscú de 1943, que reconocía la necesidad de una organización internacional en la posguerra que sucediera a la Liga de las Naciones.

En 1945 se lleva a cabo la Conferencia de San Francisco, donde cuarenta y seis naciones comprendidas, las que habían apadrinado la conferencia, fueron invitadas a San Francisco; todas ellas habían declarado la guerra a Alemania y al Japón, y habían suscrito la Declaración de las Naciones Unidas.

Toda esta carpintería de propuestas y declaraciones dejó como resultado la Carta de las Naciones Unidas, firmada el 26 de junio de 1945 en San Francisco, al terminar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional, la misma entró en vigor el 24 de octubre del mismo año. Los Estatutos de la Corte Internacional de Justicia constituyen parte importante de esta Carta.

Los 26 signatarios originales fueron: Los Estados Unidos de América, el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, China, Australia, Bélgica, Canadá, Costa Rica, Checoeslovaquia, El Salvador, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, India, Luxemburgo, Nicaragua, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos, Panamá, Polonia, República Dominicana, Unión Sudafricana, Yugoeslavia .

Más tarde se adhirieron a la Declaración los siguientes países (en el orden de las firmas): México, Colombia, Iraq, Irán, Liberia, Paraguay, Chile, Uruguay, Egipto, Siria, Francia, Filipinas, Brasil, Bolivia, Etiopía, Ecuador, Perú, Venezuela, Turquía, Arabia Saudita, Líbano.

Hoy, nuevos matices se observan ante el mundo actual. En esta Asamblea General y como jefe de Estado del Vaticano el Papa Francisco, en un discurso grabado, pidió que se alivien las sanciones internacionales, lamentó la «erosión del multilateralismo» y el «clima de desconfianza» que impera en el mundo.

Le corresponde al mundo de hoy evaluar el papel desempeñado por la ONU ante los distintos conflictos internacionales donde esta ha desempeñado roles protagónicos. Es importante saber qué papel desempeña esta entidad ante los permanentes reclamos de justicia, equidad, libertad, educación y salud de los pueblos del mundo.

Comparte este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Galería FaceBook Live

Entrevista a Franklin Almeyda Rancier miembro del Comité Político del PLD

Publicado por Gobernanzas Digital en Sábado, 27 de octubre de 2018

Hombre hace piruetas peligrosas

vídeo facebook

Rescate de empleado de la empresa PolyPlast, luego de la explosión

Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti y a tu sitio o para incluir algunos méritos.

Venezuela vive momentos de incertidumbre luego del inicio nuevo mandato de Nicolas Maduro